Hermanas Concepcionistas Franciscanas de Aranjuez

Convento de San Pascual

Virgen Inmaculada

¡Ave María Purísima!

Muchas gracias por asomarte a nuestra casa virtual. Dios te bendiga

Si quieres saber un poco más sobre nosotras has llegado al sitio correcto. En esta sencilla web queremos mostrarte el lugar en el que vivimos, abrirte las puertas de nuestra comunidad, invitarte a desvirtualizarnos, mantenerte informado de las actividades más relevantes que llevemos a cabo y, sobre todo, hacerte partícipe del gran amor que sentimos por la Virgen María. En Ella ponemos la mirada diariamente para intentar, a su estilo, seguir a Cristo.

¡Seguro que ya tienes ganas de conocernos mejor!
Pues... ¡continuamos! ;)

Virgen Inmaculada

Nuestra Casa

Nuestra casa es el Real Convento de San Pascual Bailón, en Aranjuez. El conjunto arquitectónico se encuentra ubicado frente al antiguo hospital de San Carlos (hoy un edificio en ruinas) y está formado por la iglesia, la zona de monasterio y una gran huerta. Fue mandado construir por orden de Carlos III, entre 1765 y 1770. El edificio resultó proyectado por Marcelo Fontón aunque fue Francesco Sabatini quien se encargó de dirigir los últimos trabajos.

En origen fue habitado por frailes franciscanos y no sería hasta el año 1857 cuando la amada y venerable madre, sor Patrocinio, saliera de su convento de Torrelaguna camino de este ilustre Real Sitio y Villa para instalarse en el espacio que actualmente ocupamos.

Fue voluntad del Señor que la reina Isabel II cediera este espacio a nuestra orden. Y hoy debemos seguir dando gracias a Dios porque la institución que gestiona los bienes legados de la corona nos deja seguir viviendo en esta auténtica joya de Patrimonio Nacional.

Te invitamos a buscar y leer la distinta bibliografía existente para que puedas saber más y, sobre todo, te animamos a venir a celebrar alguna Eucaristía con nosotras. Con este segundo plan podrás contemplar en primera persona los detalles de la iglesia y, lo mejor, pasar un agradable rato de encuentro con el Creador. Si además te apetece vernos puedes contactarnos previamente para organizar, si es posible, un bonito encuentro en el locutorio.

¡Te esperamos!

Santa Misa diaria a las 8:30h y los domingos a las 12:30h (12:00h en horario de verano).

La Familia

Santa Beatriz de Silva

Hablarte de nuestra familia es remontarse en el tiempo unos cuantos siglos atrás, concretamente hasta el s.XV. Fue ese el momento en el que nació, vivió y murió nuestra fundadora: Santa Beatriz de Silva.

Si quieres conocer su apasionante historia te recomendamos la amena lectura del libro Santa Beatriz. La Bella Prisionera de la hermana Inmaculada López de Lama, editado por las Monjas Concepcionistas de Torrijos y publicado en 2009.

La Madre Fundadora es la estrella que, desde entonces, guía la vida de muchas mujeres que, dentro de la Orden de la Inmaculada Concepción (OIC), hemos consagrado a Dios nuestro amor y pureza para honrar así a María Inmaculada.

Esta comunidad, que forma parte de la Federación "Santa Beatriz de Silva" de Castilla, nació pasado el ecuador del s.XIX. En poco tiempo recibió un gran número de vocaciones. Tanto es así que en poco de año y medio llegó a sobrepasar el medio centenar de hermanas. En las postrimerías del año 1868 tuvieron que marchar al convento de las Descalzas Reales de Madrid y en él permanecieron hasta 1870, fecha en la que pudieron regresar.

Comunidad Concepcionista del Convento de San Pascual en Aranjuez (2018)

La familia concepcionista de Aranjuez tuvo que volver a salir nuevamente, esta vez de incógnito, tres meses antes de que comenzara la Guerra Civil que asoló el país. Entre 1936 y 1954 superó tres ocupaciones sucesivas y ya alguna de nosotras tuvo que ver cómo el convento se convirtió durante la guerra en un cuartel de milicias, después en una prisión de hombres y más tarde en un reformatorio de mujeres. Desde 1972 el convento comparte sus terrenos con la cooperativa seglar que se hace cargo del colegio que durante años mantuvimos las propias monjas antes de dejarlo para dedicarnos exclusivamente a la vida contemplativa.

Mediando el siglo XX fuimos empezando a llegar todas nosotras, la más mayor lleva en casa desde 1950, y con la Providencia Divina velando esperamos seguir aquí durante muchos años. En la actualidad convivimos y entregamos cada día nuestra vida al Señor trece hermanas (incluyendo a la Madre Abadesa). Seguimos teniendo las puertas de casa abierta así que si sientes que tu Madre del Cielo te abraza, o que el Buen Pastor te llama, y no sabes cómo responder... ¡sé valiente y di que sí! Y si tienes dudas contacta con nosotras e intentaremos orientarte y ayudarte.

Visítanos

¿Todavía no sabes que puedes venir a visitarnos? ¡Ya estás tardando en pedirnos una cita!

Tienes 3 opciones:

  1. Solicitar un encuentro en el locutorio. Es el plan ideal si nunca antes has tenido un encuentro con nosotras. Es un tiempo en el que, de manera distendida, podremos conocernos, hablar de las cosas que pasan por el mundo, responder inquietudes que puedas tener sobre la vida que llevamos, pedirnos algún consejo por algo que te haga sufrir...
  2. Alojarte en la zona habilita como hospedería. Es un espacio del convento en el que aquellos grupos que lo deseen pueden llevar a cabo sus convivencias o retiros.
  3. Vivir una experiencia monástica. Es la oportunidad que te brindamos para abrazar o descartar tu vocación religiosa. Si eres una mujer con inquietudes, que has empezado a notar que tu cabeza cada vez piensa más en la posibilidad de entregar la vida a Dios, a sentir en el corazón esa fuerza extraña que te empuja a imitar a María y decir "hágase tu voluntad"... ¡Ven a probar! Y luego después podrás elegir si deseas presentarte como postulante o no.

Mucha gente piensa (porque no nos conoce) que nuestra vida es triste y aburrida. ¿Y la verdad? Es que no es nada de eso. Vale que no resulta fácil, porque hay que renunciar a muchas cosas y hacer grandes sacrificios, y que nuestro día a día en realidad es un no parar; pero el amor que tenemos a Jesús y a su Madre hace que afrontemos todo con una alegría total y plena felicidad. ¡Compruébalo!